¿Qué hacemos?

En el marco de nuestra labor de Observatorio y con el objetivo de seguir y analizar la evolución del sector acuícola en nuestro país, prestamos especial atención a las actividades e informaciones que se generan en cuatro ámbitos: por un lado el productivo y socio-económico, siguiendo puntualmente la información anual publicada relativa a las estadísticas pesqueras y acuícolas, elaboradas por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente dentro del Plan Estadístico Nacional (PEN) y también la información relativa a los sectores secundario, industrias de procesado de pescado y el comercio exterior como sector terciario.

Con esta información editamos anualmente una publicación de Indicadores de seguimiento y evolución de la acuicultura española, enmarcada desde el año 2015, en el Plan Estratégico Plurianual de la Acuicultura Española 2014-2020 y bianualmente actualizamos la Guía de acuicultura para medios de comunicación con esta información.

La segunda vertiente de interés para el Observatorio se sitúa en todas las actividades relacionadas con la I+D+i en acuicultura que se desarrollan en nuestro entorno, nacional y comunitario y la transferncia de los resultados obtenidos en las mismas a las empresas del sector. Para ello contamos con distintas herramientas como son las entrevistas del rincón del científico y del sector, los proyectos destacados, las bases de datos de centros de investigación, investigadores, proyectos y publicaciones, la edición de la publicación "Evaluación de las actividades de I+D+i en acuicultura", el seguimiento de la actualidad a través de nuestra agenda y las noticias y en envío mensual de un Boletín de actualidad del Observatorio.

La tercera pata de nuestra labor de observación se sitúa en la formación en acuicultura, ofreciendo información actualizada acerca de las herramientas y cursos formativos en nuestro ámbito de actividad y organizando y colaborando en la organización de diversos cursos y talleres de interés para el sector acuícola español.

Por último, los aspectos ambientales juegan un papel fundamental en el día a día de la acuicultura en nuestro país y en cualquier lugar del mundo, desde una doble perspectiva: cada día es mayor la presión que sufren los ecosistemas marinos y fluviales por parte de un creciente número de actividades que se desarrollan en el medio rural, litoral y marino y la acuicultura se ve afectada por ellas, debiendo buscarse un equilibrio que permita compatibilizar estas actividades con un estado de conservación del medio favorable que permita disponer a los acuicultores de aguas limpias y sanas en las que desarrollar su actividad. 

Al mismo tiempo la acuicultura, en este contexto de interacción con el medio, también genera impactos positivos y negativos que deben analizarse detalladamente y ser minimizados en caso de suponer un riesgo para el entorno. Desde la Fundación Biodiversidad, en el marco del Fondo Europeo de Pesca y del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, estamos comprometidos, junto con los centros de investigación y universidades, las asociaciones y empresas y las ONG y la sociedad civil en trabajar en esta ámbito para lo que contamos con el Programa pleamar